Historia de Muluncay

Inicio > Historia de Muluncay

 

Muluncay data desde el siglo XIX bajo la denominación de Hacienda Muluncay San Francisco que pertenecía a la parroquia Malvas del Cantón Zaruma, según versiones de habitantes estaban distribuidos en casas muy aisladas. Fueron 45 familias que hicieron la funcionalidad de vida del recinto Muluncay cuyos medios de subsistencia fueron la agricultura tradicional en la siembra de: arroz, maní, fréjol criollo, maíz y árboles frutales. Debido a las necesidades básicas, a la distancia y escasos caminos a la cabecera cantonal fueron con seguridad lo que impulsó un 20 de Julio de 1944 a estas familias a unirse en un solo lugar, a fin de cobrar fuerza social, mayor convivencia y atraer los servicios públicos indispensables para una mejor calidad de vida . De allí con gran apoyo de su gente fueron edificándose las casas y la primera que se levantó fue la Iglesia; luego se hizo la Plaza después de pocos meses se erguían otras casas posteriormente gracias a la gestión de sus moradores.

 

 

 

 

ORIGEN DEL NOMBRE

 

El nombre de Muluncay se debe al lugar donde se levantó el caserío inicial, en donde abundan los “mullos” (lágrimas de San Pedro) y que en idioma Quichua significa:


MULLOS = Semilla
CAY = Caída que unido significa Mullos que caen.

 

 

 

 

 

 

FECHA DE PARROQUIALIZACIÓN.

Mediante Acuerdo del Ministro de Gobierno del 7 de Septiembre de 1984, según registro oficial Nº 24, se reconoce la Parroquialización de Muluncay.
 
Muluncay, hoy es una hermosa parroquia gracias a la generosidad, patriotismo, dedicación y empeño de su gente, que siempre ha estado en pie de lucha para exigir y obtener las diferentes metas y proyectos que se han propuesto.